top of page

“Educación en línea: migrar la docencia a entornos digitales de aprendizaje”

Una revolución educativa que ha transformado la manera en que se entregan y adquieren conocimientos.


La educación digital avanza día a día y precisa del esfuerzo de todas las personas que componen los sistemas educativos, especialmente de docentes capacitados para enfrentar los desafíos del siglo XXI.


Los avances tecnológicos, especialmente la masificación del uso de Internet, han permitido educar y aprender desde cualquier lugar y momento. Así, la educación en línea ha derribado fronteras y democratizado la información.


Pese a que la transición desde las aulas tradicionales hacia los entornos digitales de aprendizaje ha sido gradual y plantea desafíos pedagógicos, este proceso en constante evolución, debe ser visto como una oportunidad para enriquecer la educación en línea.


Es importante comprender que la educación digital ha abierto un océano de oportunidades que impactan directamente en los modos de enseñanza y aprendizaje, esto genera un nuevo paradigma educativo, en donde el rol de las y los docentes es clave.



Para avanzar hacia la educación digital integral, las y los docentes deben involucrarse en un proceso de transformación. No basta con realizar una clase tradicional frente a una cámara, sino que, se debe comprender el valor de las herramientas digitales, capacitarse al respecto y formular estrategias para incorporarlas de forma efectiva en la dinámica educativa.


"Las y los docentes son agentes de cambio clave en la implementación efectiva de la tecnología en el aula, adaptando sus prácticas pedagógicas para aprovechar al máximo las herramientas digitales y garantizar un aprendizaje de calidad", sentencia la UNESCO.


En adición, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indica que las y los académicos deben ser modelos a seguir en cuanto a la conducta en línea, demostrando el uso responsable de la tecnología y promoviendo la empatía y el respeto en el entorno digital.


Hay dos conceptos claves vinculados a la educación en línea: el b-learning y el m-learning. El primero corresponde al aprendizaje híbrido o bimodal, que mezcla la enseñanza en espacios virtuales y en aulas tradicionales. Por otra parte, el m-learning es una metodología de aprendizaje virtual que educa mediante la gamificación a través de recursos multimedia reproducidos en dispositivos móviles.


Si bien, ante la transformación surgen diversas consultas, una en particular se repite con frecuencia: ¿cómo realizar una buena clase virtual?.Hasta la fecha, no existe una respuesta cerrada a esta interrogante, ya que nos referimos a un paradigma en constante evolución. No obstante, a continuación realizamos algunas recomendaciones para beneficiar el desarrollo de tu estrategia de enseñanza digital:


  • Revisa el programa del curso que debes impartir.

  • Realiza una planificación general de contenidos.

  • Desarrolla tu Syllabus.

  • Identifica herramientas digitales útiles.

  • Modifica y/o determina la secuencia de aprendizaje, actividades y evaluaciones.

  • Busca o elabora recursos de apoyo y verifica que sean accesibles.

  • Define tu estrategia de comunicación.

  • Graba tu video de bienvenida.



Según el artículo “Tecnología e innovación en educación superior: Escenario postpandemia”, las estrategias de enseñanza digital deben ser entendidas como un proceso continuo con grados de profundización, utilización e integración de herramientas tecnológicas en el quehacer cotidiano dentro del aula.


“En la medida que exista un profesorado capacitado, las universidades pueden seleccionar tecnologías pedagógicas y métodos de aprendizaje apropiados y eficaces para la enseñanza” (Perdomo et al., 2018; Zempoalteca et al., 2016).


A la fecha, la educación digital cuenta con diversos casos de éxito que validan su eficacia, como, por ejemplo, la Universidad de Toronto que logró mejorar el aprendizaje autónomo y en colaboración por medio del uso de una herramienta comercial que combinaba la utilización de redes sociales con un enfoque de aprendizaje activo y social.


Asimismo, la Universidad Estatal de Pensilvania al utilizar métodos híbridos mixtos ha obtenido resultados significativos en la motivación y participación del estudiantado.


En el caso de Chile, diversas casas universitarias han incorporado programas en modalidad en línea. Actualmente, la Universidad Central de Chile cuenta con seis carreras advance online. Por esto, existe la Dirección de Transformación Digital Educativa (DTDE), que se encarga de entregar soluciones técnicas y pedagógicas para impulsar y fortalecer la educación digital en los programas online de la institución.


Uno de los proyectos gestados por la DTDE corresponde al Centro de Aprendizaje y Formación para la Educación Digital (CAFE Digital). Un espacio abierto para fortalecer competencias digitales educativas y mejorar, por medio de orientación personalizada, los programas de educación virtual. ¡Te invitamos a revisar los servicios disponibles y participar en las próximas actividades! #somosucentraldigital



Comments


bottom of page